¿Piensas en comer alimentos orgánicos? Estas son las 5 cosas que debes saber sobre ellos

Antes de montarnos en la movida de los alimentos orgánicos, hay ciertas cosas importantes que nos ayudarán a saber qué esperar y qué no esperar de ellos.

 

Las nuevas tendencias de estilos de vida nos impulsan cada vez más a tener claro que somos lo que comemos y que la forma en la que nos alimentamos puede salvarnos o condenarnos.

 

Por esto, hace algunos años viene haciéndose muy fuerte una tendencia en alimentación orgánica en la que solo se consumen alimentos de temporada, libres de todo tipo de pesticidas, químicos y manipulaciones genéticas.

Antes de montarnos en la movida de los alimentos orgánicos, hay ciertas cosas importantes que nos ayudarán a saber qué esperar y qué no esperar de ellos.

 

Las nuevas tendencias de estilos de vida nos impulsan cada vez más a tener claro que somos lo que comemos y que la forma en la que nos alimentamos puede salvarnos o condenarnos.

 

Por esto, hace algunos años viene haciéndose muy fuerte una tendencia en alimentación orgánica en la que solo se consumen alimentos de temporada, libres de todo tipo de pesticidas, químicos y manipulaciones genéticas.

  • Tendencias

Comprar lo necesario:

 

El proceso orgánico propone un cultivo, recolección y almacenamiento de alimentos sin pesticidas ni químicos, por lo que el conteo regresivo para el vencimiento comienza justo después de ser recolectado. La oxidación del alimento orgánico se da de forma natural y parece ser más rápido que el de los alimentos industriales, pues no tiene químicos que retarden su oxidación.

 

La buena noticia es que al ser cultivados en zonas aledañas a los mercados locales, los productos llegan a nuestra mesa mucho más frescos y con un sabor natural indescriptible.

 

La perfección no hace parte de ellos:

 

En los supermercados estamos acostumbrados a ver todas las manzanas verdes del mismo tamaño, las naranjas redondas y perfectas de un color uniforme, y los tomates rojos sin ningún defecto. Pero en la producción orgánica, esto casi no sucede, pues las semillas crecen de forma natural y sus frutos pueden variar de tamaño, forma y color.

 

Así como no todos los seres humanos somos iguales, también la naturaleza produce alimentos de la misma especie pero con diferentes características.

 

Con estos datos y tips, solo nos queda lanzarnos y cambiar nuestro estilo de vida para incluir en él alimentos orgánicos y ver cómo poco a poco nuestro cuerpo nos lo agradece.

Tu opinión nos interesa

Por favor inicia sesión o regístrate para poder comentar.